viernes, 29 de noviembre de 2013

Aristóteles y el aborto




A pesar de que este artículo ya tiene unos años no ha perdido su vigencia. El aborto sigue siendo una cuestión de debate social hasta el punto de ser objeto de una nueva reforma legal. Está escrito por uno de los filósofos españoles actuales más relevantes, Jesús Mosterín (en la foto). Su argumentación se apoya en la diferenciación aristotélica entre potencia y acto. Muy interesante. Léelo y posiciónate.
http://elpais.com/diario/2009/03/24/opinion/1237849211_850215.html

1 comentario:

  1. Lo primero es decir que aunque he tardado mucho en poder leerlo me ha gustado mucho el texto. Ha cambiado mi punto de vista. No por el uso de acto y potencia en sí, yo era de la opinión de que un feto ES una vida en potencia, aunque no lo fuese en acto, y por tanto era algo a proteger.
    El argumento que ha cambiado mi parecer a este respecto ha sido: "El niño es un anciano en potencia, pero un niño no tiene derecho a la jubilación. Un hombre vivo es un cadáver en potencia, pero no es lo mismo enterrar a un hombre vivo que a un cadáver. "; Y entonces vi la luz.
    Yo personalmente no abortaría, no podría con la carga emocional que supondría, pero como John Stuart Mill, creo que debemos proteger la opinión individual, y si es verdad que el aborto no es asesinato no estamos violando ningún derecho humano, y por tanto entra dentro del terreno de la opinión personal protejible.

    El aborto es una opinión personal, cada uno de su cuerpo es dueño, y como esta es mi opinión individual, también ha de ser protegida supongo.

    Marcos And.

    ResponderEliminar